A primera hora de hoy hemos realizado un breve acto que pretende ser un pequeño homenaje a todas aquellas personas que han fallecido o han sido heridas a causa del atentado ocurrido en Manchester (Reino Unido).

MANIFIESTO

Nos hemos reunido toda la Comunidad Educativa del Colegio Concertado Bilingüe Divina Pastora para condenar públicamente el brutal atentado suicida que se produjo en torno a las 23:30 horas del pasado martes, 22 de mayo, en el estadio del Manchester Arena, en Reino Unido, donde unas 21.000 personas acababan de disfrutar de un concierto en compañía de sus familiares y amigos de la artista estadounidense Ariana Grande.
Un atentado que ha dejado el menos 22 muertos y 59 heridos. 22 fallecidos entre los se encuentran niños y niñas que disfrutaban de una feliz noche de concierto de una de las artistas del momento. Seguramente este haya sido el primer y último concierto para muchos de esos niños y niñas.
Los bárbaros asesinos están tratando de cubrir con un manto de miedo no sólo al pueblo británico, sino a todos los ciudadanos del mundo que jamás claudicaremos ante la intolerancia, la imposición y el odio.
Gritamos que ningún grupo terrorista, en nombre de ninguna ideología, podrá doblegar la democracia y la libertad que es seña de identidad de nuestros pueblos; y estamos convencidos que todas las grandes religiones, incluido el Islam, son religiones de Paz, tal y como se puso en evidencia el 27 de octubre de 1986 cuando el Papa Juan Pablo II convocó un encuentro interreligioso en la ciudad de Asís y a la que acudieron 150 representantes de las 12 principales religiones del mundo.
Por eso creemos que esto no es una batalla religiosa; y que las víctimas son inocentes que solo intentaban vivir en paz. Víctimas cuyos objetivos en la vida eran similares a los nuestros: estudiar, formarse, disfrutar con sus amigos y con su familia. Objetivos que ya no se cumplirán porque unos insensibles han sido capaces de quitar la vida a 22 personas.
Los alumnos, padres, religiosas y toda la Comunidad Educativa del Colegio Divina Pastora aquí reunidos, queremos solidarizarnos con las víctimas y heridos, al igual que con el pueblo británico en estos difíciles momentos. Por ello os pedimos que guardemos un minuto de silencio alzando las manos en señal de repulsa ante lo ocurrido, tras el cual leeremos la oración que nos dejó San Francisco de Asís “Haz de mí un instrumento de tu paz”.

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que allá donde hay desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.
Oh Señor, que yo no busqué tanto ser consolado, cuanto consolar, ser comprendido, cuanto comprender, ser amado, cuanto amar. Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna.

Destacado: