Un par de días que para los niños y niñas del Colegio Divina Pastora que acudieron a la Covatilla, serán indudablemente inolvidables en sus vidas.
La estación salmantina nos recibió con un sol de justicia y con mucha, muchísima nieve en sus pistas.
Un par de días de clases, 6 horas en total, facilitaron que los niños evolucionasen en su nivel de esquí, y junto con la convivencia y la cooperación que los más pequeños de Primaria y mayores de la ESO demostraron en la estación y los albergues donde después repusieron fuerzas e hicieron noche, sin duda los crecer como personas.
Habrá que repetir en cursos venideros. 

Destacado: