“Da siempre lo mejor de ti”

Conscientes de que las cosas no son fáciles. De que dar gratuitamente no siempre genera gratitud y reconocimiento. Convencidos de que damos sin esperar recompensa, a fondo perdido.

 

Recordamos el origen de nuestro lema. Sabéis que está tomado de un escrito de Teresa de Calcuta, que ella titula, "Da siempre lo mejor de ti y lo mejor vendrá".

 

La reflexión entera dice:

 

“A veces las personas son egoístas, ilógicas e insensatas... Aun así, ámalas.

Si eres amable, las personas pueden acusarte de egoísta e interesado... Aun así, sé gentil.

Si eres vencedor, tendrás algunos falsos amigos y algunos enemigos verdaderos... Aun así, vence.

Si eres honesto y franco, las personas pueden engañarte... Aun así, sé honesto y franco.

Lo que tardaste años para construir, alguien puede destruirlo de una hora para otra... Aun así, construye.

Si tienes paz y eres feliz, las personas pueden sentir envidia... Aun así, sé feliz.

El bien que hagas hoy, puede ser olvidado mañana... Aun así, haz el bien.

Da al mundo lo mejor de ti, aunque eso pueda nunca ser suficiente.

Aun así... da lo mejor de tí mismo.

Y recuerda que, a fin de cuentas... todo es entre tú y Dios, nunca entre tú y ellos...”

 

¡A eso nos apuntamos! Para vivirlo unidos levantamos la mano… porque sabemos que lo mejor vendrá.