Siguiendo la tradición venida desde Escocia, Irlanda y Gran Bretaña durante el siglo XVII y posteriormente extendida a EEUU y al resto del mundo, nuestros alumnos de 6º de Primaria han disfrutado, entre varias actividades de Halloween, de un taller de calabazas, creando así su propia Jack O'lantern que como cuenta la leyenda, había que tallarla creando caras y rostros que al iluminarlas por dentro y colocarlas en las puertas de las casas, ahuyentasen al demonio y a las almas perdidas que intetasen entrar en los hogares.

Dejando la fantasía a un lado, la verdad es que estos chicos han creado auténtitas obras de arte, y lo más impresionante ha sido ver cómo han trabajado en equipo, colaborando unos con otros, como lo que seon: una parte esencial de nuestra familia de la Divina Pastora.

¡Enhorabuena chicos y Happy Halloween!

Destacado: